Blog

Poemas, relatos y artículos de opinión. Sección actualizada semanalmente.

LOS JARDINES DEL ALMA (por Ángel Sopena)

Posted by on 13 ene, 2014 in Blog, Events | 0 comments

LOS JARDINES DEL ALMA (por Ángel Sopena)

David Moya Centro Párraga. 10 de enero Para esta sociedad decepcionada, perpleja y herida por una renuente crisis de valores, pedía Caballero Bonald en su discurso por la concesión del Premio Cervantes “esgrimir la poesía contra los desahucios de la razón”. El cantautor murciano David Moya parece hacer suya esa frase. Siempre escribió para exorcizar los demonios; muchas de sus canciones le ahorraron más de una visita al diván.

 “Las horas invisibles”, su sexto disco, es un álbum espléndido, una sonata de otoño teñida de primavera, o viceversa. Campea por todas las canciones, fieramente humanas, una brisa melancólica que a veces se convierte en belleza agobiante, vaga tristeza entrañable. Una obra de madurez en la que se deja arrastrar suavemente por el vértigo del tiempo, de la desilusión, de hojas de otoño sacudidas por el viento…David Moya se recrea con temas de amor (en la distancia) donde el previsible despecho se transforma en ternura, en una vaga tristeza que encandila. “Las horas invisibles” es como el diario íntimo de un navegante curtido. Sus nuevas canciones son una prolongación natural de anteriores discos, pero son más íntimas y más sosegadas. Trabaja más los jardines del alma, te inocula remansos interiores. Y, aunque esgrime talante angelical, incita al disfrute sosegado de la vida cotidiana.

 Este trovador con alma de poeta presentó íntegramente su disco, intercalando entre las nuevas canciones otros temas más antiguos y también más populares (“Tu amante bipolar“). Sus seguidores pueden estar tranquilos: Moya no se ha desviado ni un ápice del camino que él mismo trazó hace años. Sigue siendo ácido, honesto, independiente, lúcido. Y sus canciones ofrecen un paisaje de reflexiones hirientes y dudas existenciales.

 David Moya mantiene intacto todo su encanto escénico. Esas tablas que precisamente el paso del tiempo va acrecentando, una clase nada impostada a medio camino entre el colegueo y el señorío, y, sobre todo, una cercanía que rompe todas las barreras escénicas. Fenomenal de voz, cuando canta el escenario desaparece totalmente.

 El espectáculo arrancó con “En mi mundo”, seguida por “Siberia”, dos excelentes muestras del nivel letrístico de sus nuevas canciones, y hubo desde homenajes a Antonio Vega (“Tras las cortinas”), a momentos delicadamente pop (“Frágil”), estallidos de rabia contra la injusticia (“La calle es nuestra”), y felices conclusiones existenciales (“Sacarte a bailar”) con la que finalizó. Moya lleva muchas alegrías por dentro y por fuera, pero hay un enternecedor halo de tristeza, de melancolía, quizá de desesperanza.

 Una primera constatación: David Moya ha ganado con el tiempo. El disco, primorosamente publicado gracias al crowfunding, es uno de los álbumes más interesantes de la temporada, con invitados de lujo. En directo, aunque no estaban los solistas citados, el cantautor murciano se rodeó de la banda de su productor, Funambulista: músicos excelentes y con mucho oficio, una banda potente y delicada, muy artistas. Todos ellos bordaron su trabajo.

 Acaso convenga destacar la sensibilidad deAlejandro Martínez (que tuvo un momento protagonista para interpretar una estimable balada pop al piano), el arrebato del guitarrista o la meticulosidad y elegancia del batería Sergio Bernal. También salieron los Agentes de la Dinámica, que le han acompañado durante su carrera participando en “Pisando charcos“, y la agrupación coral Vocal Cluster, que prestó sus armónicas voces en canciones como “Nada” (esos arreglos vocales recordaban a Aguaviva, creadores en los 70 de un estilo que aunaba la poesía con una música que era mucho más que un simple envoltorio para la palabra). Y entre los invitados también figuró el gran Jass, hermano del alma de Moya, que irrumpió en el escenario durante “Me pido el malo”, y continuó con una canción de su autoría (“Amor pedáneo”) levantando el vuelo del concierto, que gracias a lo cercano de la sala, se convirtió en un binomio cómplice entre público y artista, con el propio Moya emocionado (bailando como Santiago Auserón) de ver que dejaba con la boca abierta a los atentos espectadores. Moya y sus músicos consiguieron hora y media de ternura, guiños, bellezas varias, mosqueos metafísicos, palabras que se aman y se engañan. De alguna manera, Moya está como nunca, exquisito. Y su público, delirando. El espectáculo comenzó con media hora de retraso, pero no hubo ni una sola protesta. La gente estaba allí para participar en un banquete.

Ángel Sopena. Crítico musical. Publicado en La Opinión de Murcia.

INADAPTADO

Posted by on 4 dic, 2013 in Blog | 1 comment

INADAPTADO

Siento contradecir las leyes de la naturaleza y las afirmaciones de genetistas como Mendel o Darwin, al menos en lo que al ser humano se refiere: el individuo mejor adaptado no es el más feliz aunque sea el que tenga más posibilidades de sobrevivir y de prolongar su existencia.

Me están llegando mensajes de varios mecenas de Las Horas Invisibles, emocionados al recibir en el buzón de sus casas un sobre almohadillado cuyo contenido es mi nuevo disco (o algo más, según su aportación al proyecto). Puedo sentir desde la distancia cómo recogen ese sobre con su nombre, apellidos y dirección escritos de mi puño y letra, la expectación mientras lo rompen por un extremo, el tacto de sus dedos y la incisión de sus uñas sobre el retractilado en el instante de abrirlo. No puedo evitar contagiarme de esa emoción al diseccionar mentalmente todo el proceso en los pequeños pasos que lo constituyen, ni al hacer inventario de las transacciones humanas necesarias para culminarlo con éxito: el tendero de la papelería, el personal de la oficina de correos, el del transporte, el cartero, el destinatario… Una cadena humana que empezó el jueves en el salón de mi casa, con la montañita de sobres a un lado y la de cds al otro de la mesa de madera negra donde cada día realizamos nuestras tres comidas los habitantes del inmueble. (más…)

ENTONCES HUBO LUZ (Microrrelato)

Posted by on 3 dic, 2013 in Blog | 0 comments

ENTONCES HUBO LUZ (Microrrelato)

Trazaron una línea sobre la arena. De aquí hacia atrás no se mira. La primera ola lamió el límite metáforico de sus vidas, llenándolo de agua y sal, convirtiendo en arruga la herida de la tierra. Caminaron descalzos por la orilla cogidos de la mano, las lenguas de mar besando sus tobillos desnudos. A lo lejos, el faro se alzaba con su fundamental y rutinaria intermitencia. Atardecía con parsimonia estival y seguían caminando en la única dirección posible. Sentían desvanecerse el pasado tras ellos como un azucarillo en la inmensidad del oceáno. Se sonrieron. Ella reparó en su espalda. El faro quedaba muy cerca y la noche les abrazó tarareando aquel viejo estribillo: “entonces hubo luz, eso es seguro, como en una canción de amor, hubo futuro”.

TONTO EL ÚLTIMO

Posted by on 3 dic, 2013 in Blog | 0 comments

TONTO EL ÚLTIMO

En mi DNI pone que soy de nacionalidad española. A tal condición se le presupone la cualidad de ser capaz de hacer un chiste de casi cualquier circunstancia, por trágica u oscura que sea. Pues bien, hoy no consigo hacer ninguna gracia, ni tan siquiera tirar de ironía, sobre el escandaloso cierre del caso “PRESTIGE” sin culpable alguno. Igual es que se me está pasando lo de ser español… No sólo no se dictaminan responsabilidades sino que un buen número de cargos de la Xunta que gobernaba Galicia hace 11 años hoy son gente que ha escalado política y empresarialmente, a la par que sus correligionarios del gobierno central capitaneado por el gran “Ansar”. Tres magistrados han dejado bien claro, si es quedaba alguna duda, que la justicia tampoco nos pertenece ya. Se han cagado encima de todo un pueblo, reído en su puta cara y orinado sobre la inmensa muestra de solidaridad de los muchísimos voluntarios que en su día limpiaron las costas. Con la sentencia han vuelto a sentar el precedente de que “aquí no pasa nada”; venga usted a liarla sin problemas a este país, que le va a salir gratis; ya llegarán luego un puñado de gilipollas a hacer el trabajo sucio y a dejarlo todo como estaba. (más…)

CAMPEONES DEL MUNDO CON LOS PIES

Posted by on 18 oct, 2013 in Blog | 0 comments

CAMPEONES DEL MUNDO CON LOS PIES

Nos gobierna una marioneta canosa con lengua de trapo manejada por un grupo de correligionarios quienes, a su vez, son los títeres de una oligarquía que antaño se lo llevó calentito con la especulación inmobiliaria y ahora hace lo propio con el suculento negocio de las privatizaciones en sanidad y educación. Primera obviedad a tener en cuenta: guiñol y comediante son uno. Jose Luis Moreno y Rockefeller. Ahí queda. (más…)

CAFÉ SIBERIA

Posted by on 2 sep, 2013 in Blog | 1 comment

CAFÉ SIBERIA

Llegaba al bar rozando la hora de cierre. Así fue durante un año; en ocasiones, semanas completas. Desaparecía a intervalos, pero terminaba por volver a su rutina nocturna y solitaria, que acabó siendo compartida. Tan sólo una vez me indicó lo que deseaba beber. Desde entonces, le servía lo suyo al poco de verlo aparecer. Se acobada silencioso en la barra mientras yo ponía boca abajo sillas y taburetes para poder barrer el suelo. Enseguida sacaba una libreta de su bolso de piel gastado y comenzaba a garabatear sin continuidad, levantando cada tanto la mirada del papel para dirigirla a ningún sitio. También una única vez me preguntó, bajada ya la persiana, si podía sentarse al piano. (más…)

TU CULO

Posted by on 16 ago, 2013 in Blog | 0 comments

TU CULO

Es tu culo. No le he dicho nada a Ramón, pero el culo de su cuadro es el tuyo. El de mitad de verano, con la marca inconfundible de no haberte marchado aún de vacaciones. Tu culo de ángel matutino, de sirena por las tardes y musa nocturna inabarcable. Tu culo de almohada los domingos, de luna llena; el de cautivar miradas y despertar a las fieras cuando caminas o bailas. Tu culo de sentarte en el suelo con los brazos cruzados y el gesto torcido de niña contrariada. Tu culo, refugio generoso, punto de amarre, principio y fin de las caricias. El tuyo, la amiga vulgar con escote de tu espalda infinita, el mar adonde van a morir los ríos de tu sudor. El que nunca terminó de caberme en la boca. Por el que riñen todas las bragas blancas. (más…)

DESCOGELANDO UN PAR DE POEMAS

Posted by on 10 jun, 2013 in Blog | 0 comments

DESCOGELANDO UN PAR DE POEMAS

Esta semana no publico ningún texto de reciente creación, sino un par de poemas de esos que quedan congelados en la recámara y que se originan en ese periodo de entreguerras acontecido entre la presentación de un proyecto y el origen del siguiente. Como diría Groucho Marx: “si no les gustan, tengo otros”.  (más…)

CANTIGAS DE MAYO

Posted by on 23 may, 2013 in Blog | 0 comments

CANTIGAS DE MAYO

Esta semana utilizo esta ventana, la de blog, en la que suelo acercaros mis escritos y reflexiones (al menos, los más actuales), para colocar el cartel de XIV Muestra Nacional de Canción de Autor “Cantigas de Mayo”, que se celebra, como cada año, en el Auditorio de Ceutí (Murcia). (más…)

ORFANDAD REITERADA

Posted by on 10 abr, 2013 in Blog | 0 comments

ORFANDAD REITERADA

Pensaba hasta ayer que quedarse huérfano era un hecho puntual e irrepetible. La marcha del profesor Sampedro me ha hecho reconsiderar el planteamiento al experimentar semejantes sensaciones a las que tuve allá por junio de 2010 cuando falleció José Saramago. Creo que no pecaré de osado si me atrevo a hablar en plural: nos hemos vuelto a quedar huérfanos.

¿Pero quiénes? Por desgracia, todos. Cuando muere un individuo de esa especie en extinción que son los humanistas, la pérdida es global aunque la mayoría no tenga ni la más remota idea de quién era. En un mundo tan enfermo, cualquier “anticuerpo” contra el capitalismo salvaje y la ignorancia inducida es tremendamente valioso, sobre todo porque ante su desaparición no se genera de modo automático ningún otro “microorganismo” que lo reemplace. La paternidad biológica no deja de ser una cuestión de mero azar, algo que nos arroja a caminar por el mundo con un puñado de genes en la mochila, pero nada más. (más…)